Aquí Laguna.

 ¡Ecos, ecos! Los que alcanzaron este fin de semana a los  priistas laguneros que no fueron requeridos para asistir al “festín de la victoria”  celebrado en la ciudad capital, si bien   la convocatoria corrió a cargo, dicen, del  ahora alcalde electo de la ciudad capital, Saltillo,  el deportista  y ex titular de Ingresos de la  Secretaría de Fianzas en la anterior  administración estatal Javier Diaz, pero que   concentró   presidiendo   tal encuentro   no solo al Gobernador de Coahuila, Ingeniero Manolo Jiménez Salinas, y al dirigente  estatal del partido   Carlos Robles Lostanau, y a un lado, cual  conformando alguna trinidad, el ex gobernador y hoy senador electo  Ingeniero Miguel Angel Riquelme Solis según dejan correr los  laguneros que ahí estuvieron.

Resulta que  en este  evento , el personaje que acaparó, sin   así buscarlo, comentarios, opiniones  se las llevó el hoy sexagenario  yucateco Emilio Gamboa Patrón, que de la mano de su   ahora cónyuge, la  ex Senadora Hilda Flores Escalera  que cual ciccerone   lo condujo para saludar a una gran mayoría de los ahí presentes. El  icónico personaje de la clase política priista que ha transitado, con éxito, no solo por los pasillos del poder de la alta burocracia del país,  camino iniciado  como Secretario particular del Presidente Miguel  de la Madrid Hurtado  transitando luego a otras encomiendas, como lo fueron   la dirección del IMSS, la  Secretaría  de Comunicaciones  y Transportes, espacio desde donde fue catapultado, el espacio de la representación política, durante  el cenit de la hegemonía   del PRI    donde sumó   dos periodos   como Senador,  una diputación federal, etc., etc., tan largo periplo por los escabrosos caminos  del poder recorridos, alternancia   incluida alcanzada por la oposición allá en el año 2000, sin duda le han  generado al señor Gamboa Padrón,  una inmensa experiencia en estas tareas.

Como se conoce,  la coahuilense, hoy ex senadora  Hilda Flores Escalera, es por ahora  la representante del Gobierno de Coahuila en la ciudad de México, a quien y mucho habrá de servir la experiencia  antes citada de su hoy compañero de vida, que  habrá  de sumarse a los activos que el Gobierno del Estado   no solo al olítico del Gobernador  Jiménez Salinas, no solo de cara al futuro, sino para conducir por los mejores caminos el destino de la entidades en esos singulares tiempos de “cambio con continuidad”, o lo que ello signifique.

Y en este lunes que marca el inicio de la semana,  se  conozca,  de manera formal  la renuncia, despido o lo que haya sido, de Raymundo Rodríguez Lira,  como titular del área Técnica del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento de Torreón, que ha venido   ejerciendo a lo largo de  ya casi 30 años -con algunas interrupciones-,  trayectoria iniciada en la empresa paramunicipal, como modesto “operador de bomba”  y que su perseverancia  y  disciplina  personal lo hizo acumular, el dominio  del conocimiento de  las entrañas de la ciudad, representadas estas a través de la tortuosa y ya casi  obsoleta  red de distribución  del agua destinada al consumo humano, por más y que en Torreón   la calidad de ésta,  alcance y rebase en mucho las especificaciones que en materia de sales  fósiles, entre ellas el  arsénico  se encuentran establecidas  y de lo que nos va a “curar” a los laguneros el inacabado proyecto Agua Saludable para la Laguna.

Obvio resulta que tan larga presencia  en el ejercicio de una función vital, que  lo hizo sobrevivir a Rodríguez Lira al frente del área  técnica, no es cualquier cosa,  pues  sabemos que el agua, es un factor que   implica e incluso a veces, define los equilibrios  necesarios entre los demandantes de agua y las autoridades a cargo de tal servicio. Además, enfrentó  el  cambio de muchos alcaldes, no solo   surgidos bajo las filas del PRI, sino los que generó la alternancia, procedentes de las filas del PAN y con ello, las presiones  que imponen “los estilos” por decirlo de algún modo, el arribo o la imposición según sea el caso  de los más  diversos perfiles  para  desarrollar funciones claves  de la paramunicipal, eso   sin considerar las que generan,  personajes  que forman parte o los incluyen en  el Consejo de Administración, algunos meros  voraces contratistas, bajo el favorecedor manto de “empresarios” con el que los cubren y  ya diremos, quien tuvo a bien designar como sucesor de Rodríguez   Lira, en tan delicada función, toda vez que  el alcalde  funge como Presidente del Consejo  de Administración, esperando que dé entrada a   persona capaz, de reconocida  trayectoria profesional, que pueda  secuenciar las funciones que realizaba Rodríguez Lira,  y que sea fortaleza para el titular de SIMAS-Torreón, un no muy conocido personaje  de nombre Eduardo Terrazas, quien figuraba antes de su conformación en el cargo, como contralor interno de la empresa, cabe decir que SIMAS-Torreón deberá construir a la voz de  ya, la prometida nueva planta tratadora de aguas residuales y el tiempo vuela… 

En los mentideros de la región, vaya que el tema Shamir Fernández Hernández  resulta ser un tema recurrente, pues en tanto que éste busca alguna consideración a  la suma de votos alcanzados en su  intento por ser  presidente municipal de Torreón, intención que se antoja difícil de alcanzar, y  que ahora deberá añadir a esa tarea, otras más  complejas, difíciles, como es el de  encontrar recursos  económicos “frescos” que le permitan saldar “apoyos” recibidos de algunos  magnates del comercio zapatero  de Torreón, que  le  apostaron a su posible triunfo, no con votos, pero sí con pesos que ahora, ante  su  virtual derrota, quieren  el retorno  a sus bolsillos.

Y como dice la canción “hablando de mujeres y traiciones”, muchos se escucha de que es inminente  el ingreso, por la puerta grande a los espacios de la  alta burocracia,  del  hoy más que controversiaal ex Subsecretario de Egresos de la pasada administración estatal, Contador  Publico Xavier Herrera  de  quien  dicen  ya logró apaciguar pasiones  y renovó promesas de lealtad, a quienes debe y  con ello  buscó lograr su nueva inserción en algún organigrama por ahora desconocido,   y de paso hacer posible que el gran número de sus “colocados” en puestos en las áreas no solo de finanzas, sino del sector salud y judicial  conserven   sus cargos, pues aseguran que “nada tiene que ver” con los resultados   electorales en el famoso Sector II-A. Veremos y diremos… 

Share:

Author: Olga Quirarte Ramírez